RESEÑA HISTÓRICA

El  barrio de Martutene en al año 1976 no tenia absolutamente nada para poder practicar ningún tipo de deporte, aunque gracias al colegio de los Agustinos, nos permitían entrenar en sus instalaciones a jóvenes del barrio y formar un equipo para competir en categoría federada. Pasado un tiempo, nos dijeron que no podíamos seguir utilizando las instalaciones del colegio.

Existían unos terrenos que pertenecían a una serie de propietarios a los cuales nos dirigimos pidiéndoles la cesión de de dichos terrenos.

Coincidieron estos acontecimientos con la época del derribo de la plaza de toros del chofre, era una buena oportunidad para traer la arena de dicho derribo y utilizarla para el relleno de la hondonada.

Se hizo la petición correspondiente al Ayuntamiento, el cual se mostró muy receptivo, pero con la condición de obtener el permiso correspondiente por parte de los propietarios. Lógicamente no cumplíamos con los deseos de los propietarios de no modificar los terrenos. Tras infinidad de reuniones con los mismos, le cedieron al barrio los terrenos. El Ayuntamiento ayudado por los vecinos de Martutene, hizo un campo de fútbol de gravilla.

En ese campo se hacían torneos de fútbol con cuadrillas de Martutene, de otros barrios de Donosti, Astigarraga, etc. Se formaban deportiva y socialmente.

Ante la gran demanda de la gente para practicar fútbol aficionado, vimos la necesidad de realizar algún torneo para dar cabida adicho interés y comenzamos con un torneo, llamado popularmente inter bares y tuvo una gran acogida, se mantuvo ininterrumpidamente durante 16 años, hasta el año 1997, fecha de inicio de la construcción del nuevo campo. Entendíamos que el dinero generado tenía que revertir en beneficio del futbol para los chavales del barrio y de esta manera se fundó el club en el año 1989, inicialmente con un equipo infantil y en años sucesivos con cadetes, juveniles y regionales hasta la realidad, momento en el que contamos con dos equipos en cada categoría del futbol guipuzcoano, movemos un equipo humano de más de 250 personas entre jugadores, técnicos y Directiva. El club dispone de diez equipos federados y colabora con la Escuela de Fútbol Baloiaren Ametsak, en la cual se enseña la práctica de este deporte a unos 100 niños aproximadamente, de las cuales se surten el resto de los equipos del club. En el Club siempre ha primado el comportamiento y la educación a los resultados deportivos desde su creación, así como la educación complementaría a los niños en un marco deportivo.